viernes, 9 de mayo de 2008

EL DUENDE BUBULIN II

---El titulo de la sección es tomado de un personaje de la televisión mexicana cantante de música infantil que me trae gratos recuerdos de aquella mi niñez y el cual tome prestado para dar a conocer mis lecturas, textos y pretextos de este transitar por el camino de la vida.---

por Lucan / lucan_68@hotmail.com



“La muerte mas profunda, la verdadera muerte causada por la soledad,
cuando hasta la luz se convierte en un principio de muerte”


No se me importa un pito que las mujeres
tengan los senos como magnolia o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.

Le doy una importancia igual a cero
al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con el aliento a insecticida.

Soy perfectamente capaz de soportarles
una nariz que sacaría el primer premio
en una exposición de zanahorias;
¡pero eso sí!-y en eso soy irreductible-no les perdono,
bajo ningún pretexto que no sepan volar.
Si no saben volar ¡pierde el tiempo conmigo!

Película-El lado oscuro del corazón

Director-Eliseo Subiela







EL PANTERA EN LA CIUDAD DEL PECADO

Este texto hace una comparación entre el comic del norteamericano Frank Miller, Sin City y la obra del argumentista y creador de un personaje de historieta que actualmente Televisa esta transmitiendo a nivel nacional, la serie de El Pantera que solo tiene el nombre del personaje, ya que la historia de dicha serie absolutamente no tiene nada que ver con la creación del maestro Daniel Muñoz. A continuación el texto integro de dicho articulo publicado en el periódico publico el domingo 23 de abril del 2006.

Antes de Sin City ya estaba el Pantera.Antes que Marv, Dwight, Hartigan, ya nos había impresionado Gervasio Robles.Antes que la stripper Nancy Callahan, ya nos cautivaban las vedettes Kitty Fizz, Blondy o Cherry.Antes del artista Frank

Miller, ya habíamos leído al artesano Daniel Muñoz. Prieto y de ojos claros(producto de la mezcla de genes entre una madre zapoteca “de pura sangre” y un padre norteño),de uno setenta y tantos de estatura, labios extra gruesos, nariz aplastada como de boxeador, cabello negro, rizado y grasoso con un mechón blanco del lado izquierdo, Gervasio Robles Viílla alias El Pantera, es el único antihéroe urbano que produjo la gran historieta popular mexicana antes de su ocaso. Por su resistencia física para aguantar golpizas y balaceras, es un personaje emparentado en línea directa con los meta-hombres de la saga milleriana. Maestro de artes marciales, malísimo tirador, detective de chiripa, ligador profesional, El Pantera es lo que se conoce como una “madrina” de la policía judicial del Distrito Federal. Es pues, un personaje del genero negro; de los bajos fondos, de policías y ladrones. Bajo las ordenes de general Porfirio Ayala-El Pantera se enfrenta a falsificadores, políticos corruptos, narcos, padrotes y mujeres fatales.Destila un humor nihilista, una mirada desencantada, un tufo machista.

Estamos ante un digno represéntate del universo desplegado por Frank Miller en Sin City. Y si la ciudad del pecado deja de ser un mero escenario para convertirse en un personaje mas de la trama, en El Pantera La Ciudad de México, sus rincones, avenidas y monumentos se vuelven participes de las peripecias de Gervasio Robles. Además de las menciones directas en el guión, en cada viñeta dibujada por Alberto Maldonado (espléndidamente, por cierto, en color sepia que poco le pide al magistral blanco y negro de Miller)se pueden identificar la torre Latinoamericana o la de PEMEX, las persecuciones ocurren sobre el Viaducto Miguel Aleman, el Periférico o El Circuito Interior; los cadáveres aparecen regados en residencias de Polanco o en departamentos de la Zona Rosa. Solo en el DF un Antihéroe podría tener un escudero llamado El Gorda con chile. Como en la serie de Sin City, la descripción de las féminas en El Pantera es de antologia, para muestra, un par de botones:

I

“Desgarro mi alma y tiro los jirones como si vaciase un cenicero. Recuerdo su fuego, la sensación de sus pechos, el sabor que dejaba en mi boca, Ava, (De Frank Miller en Una dama por la que mataría.

“Desde la punta de las pestañas hasta el dedo chiquito del pie derecho, aquella mujer era un monumento. Y como monumento, tenia corazón de granito” (De Daniel Muñoz en Una mujer fatal).

II

“Nancy Callahan 19 años. Justo cuando tiene a la multitud lista para derretirse, va mas lento, girando, subiendo, más ligera que el aire, un ángel bailando entre nubes”(de Miller en Ese miedoso bastardo).

“Ahí esta aquella muñeca sensual tímida a la vez; ardiente y novicia en el amor, hastiada y ansiosa de que yo la pusiera al día en las cosas de la vida”, (de Muñoz en Los monederos falsos).

Daniel Muños alcanzo con El Pantera la maestría narrativa del fraseo corto y contundente, del humor y la picardía, de la voz en off narrada en primera persona, en fin, de todos los elementos que componen la atmósfera de la mejor literatura policiaca, aunque en este caso estuviera al servicio de una subliteratura fueron su escuela algunos títulos ya clásicos de la década de los 70 como la colección de los “mini”-leyendas, terror, policiaca y aventuras-donde haría su aparición El Pantera en esporádicos episodios pero años mas tarde ya se vería al Pantera tal y como se le conoce hoy en día. Esto le basto para entrar en la galería de los grandes en la historieta mexicana.

El maestro murió hace un par de años(2004) y la editorial vid todavía recicla hoy el personaje creado por él en series como “el especial” y “lo mejor de” El Pantera. Para desgracia de todos el éxito de El pantera llego en los estertores de la época de plata del historietismo en México, justo cuando comenzaron a decaer las ventas y los tirajes. Cuando el imaginario colectivo comenzó a desplazarse hacia personajes de la televisión y los videojuegos. Fueron también los años de declive del cine populachero, que sin duda se hubiera podido interesar por la criatura de Daniel Muñoz.Como colofón, El Pantera ya no pudo siquiera treparse al tren de los video-homes. Si la película Sin City de Robert Rodríguez globalizo la obra de un genio como Frank Miller, un humilde artesano como Daniel Muñoz aun espera que él cine mexicano le haga justicia a un gran personaje como Gervasio Robles, EL PANTERA.

Autor: Rodolfo López Agustín

Publicado en el periódico Publico

Domingo 23 de abril de 2006

1 comentario:

Blogger dijo...

I've just installed iStripper, so I can have the sexiest virtual strippers on my desktop.